Steelrising-cover

Análisis – Steelrising | PlayStation 5

Desarrollada por Spiders

Steelrising-box-art-2
Release Date
Septiembre 8, 2022
Desarrollado por:
Spiders
Publicado por:
Nacon, BIGBEN INTERACTIVE
Genero:
Accion, Aventura, Juego Rol
Plataformas:
PC | PS5 | XSS | XSX
Pagina Web oficial:
https://steelrising.com/
Our Score
8.5

Steelrising es un juego que desde que fue anunciado y presentado por primera vez a mediados de febrero de 2021, me provoco mucho interes por la mecanica y jugabilidad al estilo Dark Soul, la cual fue un punto mas para seguir los pasos y cada actualizacion que los talentosos desarrolladores, Spiders, la cuales se han estado perfeccionando en las creaciónes de videojuegos durante los últimos años.

Durante mucho tiempo he defendido al estudio por realizar mejoras constantes, en juegos como The Technomancer, una subestimada joya de RPG de acción lanzado en 2016, y Greedfall en 2019, llevando un concepto más allá con una historia más profunda que recuerda los esfuerzos de Bioware y los titulos de Mass Effect y Dragon Age.

Aunque Greedfall se ha ganado una próxima secuela, los desarrolladora Spiders ha incursionado en otro género bajo el paraguas de los juegos de rol. Este estilo de juego de rol y acción han tenido muchos intentos deseosos de capturar la magia de la creciente lista de éxitos de From Software, pero Steelrising es uno de los ejemplos más interesantes y, sobre todo, accesibles que hemos tenido en la memoria reciente.

Steelrising La revolución de los robots franceses

Ambientada en una historia alternativa, París 1789, la Revolución Francesa se ha estancado y la revuelta popular ha sido fuertemente reprimida por un ejército de autómatas desplegado por orden del Rey. París está ardiendo, literalmente, y estos desagradables robots deambulan por las calles en busca de derramamiento de sangre. Juegas como Aegis, una obra maestra autómata creada por el ingeniero Vaucanson cuya intencion es o mejor dicho, para ser un guardaespaldas de la Reina, mientras te propones salvar la Revolución Francesa.

Sin duda, es una toma única, y el telón de fondo de París con una historia llena de conflictos lo convierte en un escenario inspirador, alejándose de las expectativas góticas de pantanos llenos de los mismos dragones que hemos matado una y otra vez. ¿Combatir contra robots como una máquina ruda súper hábil, lidiando con figuras históricas como María Antonieta, Lafayette y Robespierre? Hasta aquí todo bien.

A primera vista, Steelrising hace un montón de cosas familiares que serán instantáneamente reconocibles para los fans más apasionados. En lugar de un Frasco de estus para curarte, tendrás una Bureta de aceite, en lugar de fogatas, descansarás en Vestales, refrescando tu salud y suministro de aceite, pero también permitiéndote mejorar tus atributos y mejorar tu equipo usando Anima Essence. Si mueres durante el desafiante combate, tendrás que regresar y recoger la Esencia de Anima donde caíste, pero si mueres antes de que puedas recuperarla, todo desaparecera. En el horario de apertura, casi parece que Steelrising es una versión de bajo presupuesto de un soullike con un entorno ambiental diferente, pero poco después se desvía hacia su propio territorio.

Steelrising Gameplay
Steelrising Gameplay

El primer punto de diferencia entre Steelrising y otros soulslikes es que la historia aquí es de naturaleza más lineal, con escenas que mueven las cosas y conversaciones entre Aegis y personajes clave. Hay una voz ocasional que proviene del interior de una casa tapiada que recuerda al estilo de narración más vago de Dark Souls, pero más allá de eso, hay una historia principal con misiones secundarias, todas enumeradas en un práctico diario.

Desde el principio obtienes acceso a una brújula, que coloca puntos de ruta en el mapa frente a ti para que sepas a dónde ir y asi activar la siguiente parte de la misión. Hay una señalización clara de dónde están las misiones secundarias, y puedes viajar rápidamente a diferentes ubicaciones en un mapa para llegar a ellas rápidamente. Si bien los juegos anteriores del género me han dejado frustrado y sin dirección, Steelrising desea que alcances el siguiente punto de control, lo que hace que las cosas se muevan a un ritmo mucho más rápido.

También es refrescante aprender partes fragmentadas de la narrativa a través de escenas y flashbacks, que a menudo detallan cuándo atacaron los autómatas por primera vez y el caos que causaron. Sé que esto no es nuevo en el diseño de juegos, pero se siente fresco cuando se combina con el estilo de combate y jugabilidad que ha sido tan estricto en su entrega con la mayoría de sus iteraciones.

Narrativamente, Aegis no tiene mucho que decir con sus respuestas rígidas al principio (después de todo, es un robot), pero su personaje evoluciona a lo largo de la historia hasta el punto en que la encontré bastante agradable. Su objetivo es claro y conciso inicialmente, pero su propia humanidad, o la falta de ella, se cuestiona constantemente, y me encontré apoyándola.

Los entornos en sí también pueden ser bastante llamativos, con edificios que contienen lujosos interiores y jardines llenos de estatuas y caminos sinuosos. Steelrising también mantiene su propia marca de oscuridad violenta. Los robots en sí mismos son consistentemente espeluznantes, y los diseños de los jefes se destacan particularmente, con autómatas ensamblados por cabezas de ángeles, biblias y otra parafernalia católica de una manera grotesca.

Steelrising Gameplay

Las calles están llenas de montones de cuerpos de una clara guerra de robots, manchas de sangre en el suelo y edificios en llamas mientras los gritos y el sonido metálico de los autómatas que marchan resuenan en la distancia. La arquitectura también es impresionante, con castillos y monumentos cuidadosamente elaborados. Adore el entorno, y han hecho un excelente trabajo al realizarlo completamente aquí, tanto con la belleza como con la locura.

Cuando se trata de combate, Steelrising es ciertamente desafiante, pero quizás no tan intenso como el género por el que es conocido. Los diversos tipos de autómatas con los que te encontrarás son bastante legibles con sus patrones de ataque, hasta el punto de que una vez que hayas derribado a un par de ellos, generalmente podrás enfrentarte a ellos con menos miedo a ser derrotado/a.

Eso no quiere decir que el juego sea fácil; en momentos cuando está más agitado, apareceran varios tipos de enemigos diferentes a la vez; algunos giran alrededor de cadenas gigantes con balas de cañón en el extremo que deben ser evitado a todo costo, otros disparan desde la distancia, algunos soplan una trompeta de hielo en tu cara mientras bailan, otros giran hacia ti mientras vuelan, disparando fuego. Cada uno de estas máquinas con nervios de acero y que de por si funcionan mal, son fáciles de manejar, pero en grupos, pueden ser una pesadilla total. También puedes atacar sigilosamente a los enemigos para darles un golpe más fuerte desde atrás en su mayoria hasta derribarlos de un solo gorpe.

Tus armas principales son fácilmente intercambiables y con mucha variedad. Una alabarda clásica es lenta y un poco difícil de manejar al principio, pero tiene un gran impacto, mientras que los ventiladores o las espadas dobles te permiten moverte y cortar más rápido, lo que te permite entrar y salir fácilmente de un ataque. Cada arma también viene armada con un movimiento especial, ya sea ofensivo o defensivo. Aquí es donde puedes parar o bloquear (de lo contrario, solo tienes un botón de esquivar), usar ataques a distancia como disparos o incluso infundir ataques elementales.

Steelrising trailer

Podras tener dos armas equipadas a la vez, y disfruté experimentando con diferentes combinaciones; Eventualmente, me decidí por espadas dobles para atacar rápidamente, pero mantuve mi arma a mano para hacer daño de largo alcance a enemigos más lentos cuando estaba en apuros.

Un factor adicional es el sobrecalentamiento y el rápido enfriamiento; las acciones consumen tu resistencia, y cuando Aegis se sobrecalienta, no puedes realizar ni siquiera las acciones más básicas, como atacar, saltar o esquivar. Puede activar un enfriamiento rápido cuando está sobrecalentado, lo que puede restaurar instantáneamente algo de esto, pero eso le infligirá daños por la temperatura helada como compensación. Tampoco puede usar el enfriamiento rápido muy rapidamente.

Esto significa que no puedes simplemente presionar los botones de ataque en combate hasta que te quedes sin energía y luego simplemente huir; eres un objeto de metal pesado apesar de verte ligero por el cuerpo que tienes, por lo que administrarlo es crucial. No es necesariamente una mala idea, pero creo que es un negativo sin un positivo; lo que significa que tienes que mirar el indicador para asegurarte de no ir demasiado lejos, y eres castigado si no lo haces.

Con tanto a tu disposición, es decepcionante que muchas batallas terminen sintiendose lo mismo; por lo general, atacar, luego esquivar, esperar a que el autómata enemigo falle y luego lanzarse con más ataques antes y repetir es el camino a seguir. Junto a esto, tambien se le puede agregar que las peleas de los jefes, para mi, son un poco decepcionantes.

Mis expectativas eran quizás un poco altas cuando pensaba en los grandes del género, amenazas gigantescas y horribles que te quitan el aliento y te hacen sentir como si estuvieras en contra de probabilidades insuperables. Aquí, son solo versiones un poco más grandes con enemigos bastante esponjosos “absorben bastante daños” a los que ya te has enfrentado, en su mayor parte, y si conservas tu munición, puedes derribarlos desde la distancia sin muchos problemas.

Al cambiar las cosas, desbloqueará medios adicionales de travesía a medida que avanza; Si bien Steelrising hace un trabajo admirable al volver sobre sí mismo con atajos, algunos no serán accesibles de inmediato hasta que desbloquees un tablero (que se puede hacer en el aire para aumentar tu salto), un gancho de agarre para acceder a áreas altas. y un carnero para destruir paredes frágiles.

Si bien un área se siente bastante lineal la primera vez que la explora, desbloquear ese equipo brinda más oportunidades para encontrar secretos o acceder a misiones secundarias que surgen a medida. El tablero en sí mismo también brinda la oportunidad de algunos acertijos de plataforma leves mientras intenta descubrir cómo llegar a un área que anteriormente no estaba disponible. El solo hecho de que puedas saltar libremente hace que Aegis se sienta mucho más ágil que sus contrapartes protagonistas con los pies pegados al suelo.

Poniendo fin al debate sobre la dificultad, Steelrising tiene un modo de asistencia que se puede activar en cualquier momento. Inteligentemente, el equipo de Spiders no ha predefinido un “modo fácil” y, en cambio, tiene una variedad de configuraciones que se pueden modificar para ajustar su experiencia. Hay controles deslizantes para que puedas reducir la cantidad de daño que recibes de los enemigos y decidir qué tan rápido regeneras la resistencia.

También puede eliminar por completo la molestia de “perder tus XP cuando mueras”, eliminando ese enorme factor de riesgo a medida que avanza con las historia. Activar el enfriamiento fácil también significa que no permanecerá sobrecalentado por mucho tiempo (lo que contrarresta mi molestia con esa mecánica en primer lugar).

Opinion final

Si bien muchos intentarán dejar el modo de asistencia desactivado para obtener “la verdadera experiencia”, realmente aplaudo a Spiders por implementarlo. Querían hacer un juego de rol de acción con elementos similares a los juegos de Souls like, pero entienden que el género en sí puede ser frustrante y muchas personas no se molestan en jugar juegos que son demasiado difíciles.

Aquí, se eliminó esa barrera de entrada, lo que hace que la experiencia sea mucho más aceptable en general y te permite jugar como quieras. Realmente deseo que otros juegos de este estilo tomen este tipo de nota para tener la oportunidad de terminar algunos juegos que no e podido hacer por la falta de tiempo y la gran cantidad de juegos que han estado saliendo.

Al incorporar escenas cinemáticas, una narrativa lineal y una estructura de búsqueda de RPG tradicional, mantiene la acción y la progresión sintiéndose muy enfocadas en todo momento, sin obstáculos reales aparte de la propia dificultad. Luego, si eso también te molesta, puedes activar el modo de asistencia y seguir disfrutando de la experiencia a tu manera.

A pesar de algunos combates simplistas y peleas de jefes inmemorables, Steelrising es un juego de acción de robots satisfactorio que gana puntos de bonificación por ser uno de los títulos más accesibles del mercado, lo que significa que más jugadores podrán disfrutar de su inquietante visión de la historia alternativa de París invadida por maquinas. Buen trabajo!

Análisis – Steelrising | PlayStation 5
Para Concluir
En la superficie, Steelrising parece "simplemente otra alma con un toque diferente", pero cuanto más jugaba, más me enamoraba su hermosa estética, su simpático robot protagonista y su variedad de horribles y enojados enemigos autómatas.
Reader Rating0 Votes
0
Lo bueno
Un magnífico pero aterrador mundo para explorar
Mucha variedad en enemigos y armas.
El modo de asistencia lo hace increíblemente accesible para todos los jugadores.
La narrativa mantiene las cosas en movimiento y se mantiene interesante.
Lo Malo
El combate puede ser simplista y repetitivo.
Las peleas de jefes no son lo suficientemente memorables o variadas de los enemigos regulares
Es un poco derivado de otros juegos parecidos a los Soulslike.
8.5