Sony PlayStation Está Siendo Demandada Por 5.000 millones de libras esterlinas

mervcharles12 Blogger - Gamer

A lo mejor te estarás preguntando ¿y ahora que fue lo que hizo Sony que esta siendo demanda por esa cantidad de dinero? La respuesta.. pues por supuestamente “estafar” a los clientes.

Todo comienza por el reclamo legal presentado por el defensor de los derechos del consumidor Alex Neill, la cual afirma que Sony está violando la ley de competencia al exigir una parte de cada compra realizada en PlayStation Store.

Según el reclamo, los jugadores en el Reino Unido se les ha “cobrado de más” por compras digitales por £5 mil millones ($ 5,9 mil millones) en el transcurso de los últimos seis años.

El reclamo, que se presentó ante el Tribunal de Apelaciones de Competencia la semana pasada, dice que incluye a cualquier persona en el Reino Unido que haya comprado juegos o DLC a través de PlayStation Store desde el 19 de agosto de 2016, que se dice que fueron alrededor de 9 millones de personas.

De acuerdo con la demanda presentada ante el Tribunal de Apelaciones de Competencia el viernes, cualquier persona en el Reino Unido que haya comprado juegos digitales o contenido adicional en su consola o a través de PlayStation Store desde el 19 de agosto de 2016 está incluida en la demanda y potencialmente tiene derecho a una compensación.

¿Cual seria el monto de ganar la demanda en contra de Sony PlayStation?

Si la demanda tiene éxito, cada persona tendría derecho a una indemnización por daños y perjuicios de entre £67 y £562, más intereses.

Aparentemente, el argumento gira en torno a los términos y condiciones que Sony impone a los desarrolladores y editores que desean vender juegos y contenido adicional a través de las tiendas digitales de PlayStation.

Sony se queda con un 30 % de cada compra realizada, al igual que Steam, Xbox y la App Store, Epic sin embargo, se queda con un 12 % convirtiéndola en la plataforma con ganancia mas bajas en intereses, y por ese recorte es que según Neill, Sony está “estafando a la gente”.

No está claro si la demanda afirma que Sony no debería cobrar ninguna comisión por las ventas de terceros en sus tiendas digitales, o si el 30 % simplemente debería reducirse.

“El juego está listo para Sony PlayStation”, dijo la Sra. Neill en un comunicado a Sky News.

“Con esta acción legal, estoy defendiendo a los millones de personas del Reino Unido a las que se les ha cobrado de más sin saberlo. Creemos que Sony abusó de su posición y estafó a sus clientes.

“Los juegos son ahora la industria de entretenimiento más grande del Reino Unido, Dicho entretenimiento esta por delante de la televisión, videos y la música, y muchas personas vulnerables confían en los juegos por la comunidad y la conexión.

“este tipo de acciones por parte de Sony le están costando a millones de personas, particularmente cuando estamos en medio de una crisis del costo de vida y el bolsillo del consumidor está siendo reducido como nunca antes.”.

Natasha Pearman, la socia que lidera el caso, agregó: “Sony domina la distribución digital de los juegos de PlayStation y el contenido de los juegos: ha implementado una estrategia anti competitiva que ha resultado en precios excesivos para los clientes que están fuera de toda proporción con los los costes de Sony por la prestación de sus servicios”.

En las ultimas semanas Sony ha encabezado muchos titulares, el mes pasado Sony tuvo mucho éxito ante un tribunal de EE. UU. y la desestimación a otra demanda que alegaba que PlayStation Store era anti-competitiva. La demanda alegaba que debido al hecho de que Sony solo vende copias digitales de juegos de PlayStation en PlayStation Store, había monopolizado ilegalmente el mercado.

Sin embargo, según el fallo, los demandantes “un grupo de jugadores que compran juegos en PlayStation Store” Tuvo que demostrar que la decisión de vender juegos solo en PlayStation Store tenía como objetivo cortar la competencia y que había puesto fin a un negocio rentable para tomar el control del mercado. El juez Richard Seeborg del Tribunal de Distrito de EE. UU. para el Distrito Norte de California concluyó que esto no se había probado adecuadamente.